Omega 3: ¿Qué es y para qué sirve?

El Omega 3 se cataloga como una grasa polisaturada. Este tipo de grasas son grasas saludables, al igual que las monoinstaturadas. Las grasas polisaturadas y monoisaturadas se encuentran en alimentos de procedencia animal como el salmón, además de vegetales, aceites vegetales y algunos frutos secos.

Las grasas polistaturadas se encargan de fortalecer nuestras neuronas, además de muchas otras funciones. El cuerpo humano es incapaz de producir este tipo de grasas por lo que se requiere de la alimentación para que esté presente en el organismo.

De forma particular, los ácidos grasos Omega 3 se encuentran en mayor concentración dentro de los pescados y aceites de linaza o canola.

¿Qué beneficios tiene tomar Omega 3?

Los efectos que se obtienen a través de la ingesta de Omega 3 se encuentran dentro del sistema sanguíneo. Los Omega 3 se encarga de que, tanto los vasos sanguíneos como el corazón estén en óptimas condiciones.

El Omega 3 se encarga de reducir los niveles de triglicéridos en la sangre. De igual forma, se encarga de reducir la presencia de placa en la sangre. Esta sustancia se compone de calcio, grasa y colesterol, y tiende a endurecerse bloqueando las arterias. Asimismo, el Omega 3 se encarga de reducir la presión arterial y de evitar arritmias, por lo que su ingesta es primordial.

¿Qué pasa si tomo Omega 3 todos los días?

La ingesta regular de Omega 3 se encarga de mantener normales los niveles de colesterol en la sangre.

Existen tres tipos de Omega 3. El ALA (alfa-linolénico) se encuentra en las nueces, aceites vegetales y verduras como espinacas o coles. El DHA (docosahexaenoico) y el DPA (docosapentaenoico) se encuentran en pescado azul, como boquerón, atún, salmón, jurel o sardina. A continuación, un listado del gramaje de Omega 3 contenido en 100gr de cada producto.

Atún: 1,29gr.

Salmón: 2,5gr.

Nuez: 2gr.

Espinacas: 0,13gr.

Aceite de oliva: 0,76gr.

Coles: 0,09gr.

¿Cómo se deben tomar las cápsulas de Omega 3?

La ingesta de 2 cápsulas aporta 1 gramo de Omega 3 al organismo. Para iniciar con la ingesta de este suplemento, es importante acudir al médico para realizar pruebas y determinar la cantidad apropiada.

Usualmente, las cápsulas de Omega 3 contienen un gel en su interior. Se administran por vía oral y pueden ingerirse 1 o 2 veces al día, dependiendo de la indicación médica. La cápsula debe ser ingerida completa, por lo que no se debe romper o vaciar el contenido.

Este tipo de cápsulas se utilizan para mejorar el estilo de vida, para disminuir los niveles de triglicéridos y grasas que puedan presentarse tanto en la sangre como en el hígado.

Puede adquirir este tipo de productos con o sin receta médica. Al ser un producto popular, lo encuentra en cualquier farmacia o plataforma digital y su precio va desde los $100.00 MXN hasta los $1,000.00 MXN, dependiendo del laboratorio que los expida y la cantidad de producto. Antes de inclinarse por una presentación, se recomienda realizar una búsqueda de reseñas o consultar al médico para pedir su opinión.