Ácido málico: ¿Qué es y para qué sirve? 

El ácido Málico es un acido natural presente en diversos alimentos como frutas (uvas, manzanas, cerezas) y en algunos derivados como el vino. El ácido málico sirve como complemento alimenticio ya que funciona para realizar diversas acciones metabólicas entre ellas:

  • Regulador de acidez 
  • Agente saborizaste 
  • Ayuda a producir mayor energía 
  • Mejora la resistencia al ejercicio 

El ácido málitico es capaz de formar diferentes sales con diferentes funciones en el cuerpo:

  • Citrato malato: es una mezcla de ácido cítrico con ácido málico, resulta útil para el desarrollo de la masa muscular y la fuerza. También se ha observado que acelera la recuperación entre esfuerzos intensos continuados y reduce el dolor muscular posterior al ejercicio.
  • Magnesio Malato: El efecto combinado del magnesio con el ácido málico según algunos estudios podría mejorar el tratamiento de la fibromialgia.

También se utilizan otras sales de malato como L-arginina malato, creatina malato o Dicafeína malato, que se utilizan como formas de entrega de los diferentes compuestos, en ocasiones para su mejor asimilación o para hacerlos más estables.

Beneficios del ácido málico

Cuenta con efecto cardioprotector

El ácido málico y el ácido cítrico tienen efectos protectores sobre la isquemia miocárdica, y el mecanismo puede ser efectos antiinflamatorios y antiagregantes plaquetarios.

Estimula la saliva.

El ácido málico también se usa como estimulante de la saliva, combinado con xilitol y fluoruro para tratar la xerostomía (falta de saliva) y otras enfermedades.

Disminuye la fatiga y aumenta la resistencia

El ácido málico puede ayudar a reducir la fatiga y aumentar la resistencia durante el ejercicio físico. `Los músculos pueden producir más energía cuando hay aeróbicos, pero necesitan producir menos energía cuando no hay oxígeno, producir menos ácido láctico, aumentar la resistencia y retrasar la fatiga. 

Sirve para tratar la Fibromialgia

La fibromialgia es una enfermedad caracterizada por un dolor muscular extenso sin causa aparente. Una de las hipótesis que explica su origen es la falta de sustancias necesarias para la síntesis de ATP, lo que provocará que las células no puedan producir suficiente energía, sobre todo puede resultar difícil producir o utilizar ácido málico. Algunos estudios han demostrado que el ácido málico puede tratar bien la fibromialgia y, por lo general, se usa con magnesio.

Dosis

La evaluación del Comité Mixto FAO / OMS de Expertos en Aditivos Alimentarios (JECFA) aún no ha determinado la ingesta diaria aceptable (IDA) de ácido málico (incluidas sus sales de sodio, potasio y calcio).

Efectos secundarios y precauciones

El ácido málico no presenta efectos secundarios graves, aunque el consumo de grandes dosis de ácido málico puede provocar algunos trastornos estomacales, como náuseas y dolor de estómago.